Costos accesibles. Actualmente existe una amplia variedad de talleres y cursos en línea a costos competitivos, lo que permitirá que la empresa optimice sus recursos en el rubro de capacitación.

Flexibilidad. Tus colaboradores que tomen un curso, un taller, un seminario o un diplomado tienen la posibilidad de elegir el lugar y el horario para hacerlo, considerando que éste se puede tomar fuera de las horas laborales o en momentos en que no afecte la productividad.

Adaptabilidad y ritmo. La capacitación empresarial en línea ofrece adaptarse a las necesidades de la empresa y de sus empleados, porque permite que cada persona aprenda a su propio ritmo, pueda tomar la parte del curso de interés o pueda enfocarse con mayor detalle en las secciones que fortalecerán sus habilidades.

Enseñanza equitativa. Tener un catálogo de cursos o talleres en línea seleccionado por el equipo directivo podrá asegurarte que tus empleados reciban el mismo entrenamiento de una manera consistente y precisa, con la ventaja de que podrán recibir todos los materiales vía electrónica, archivarlos en sus dispositivos personales y tenerlos a su disposición en cualquier momento.

Retroalimentación. El formato electrónico permite recibir retroalimentación de los maestros, asesores e incluso compañeros, a través de las distintas herramientas tecnológicas: llamadas o mensajes telefónicos, chats, correo electrónico, conferencia en video, entre otros.

Privacidad. Aunque cada estudiante podrá tener un instructor y apoyo personalizado, la educación en línea permite completar los cursos de manera privada en casa sin temor a incomodidades por la sensación de falta de conocimiento.

Si como empresario innovador y estás considerado la capacitación interna, busca las opciones que más se adecuen a los requerimientos de tus colaboradores en beneficio de tu negocio y aprovecha las ventajas que te ofrece la educación en línea.

Consulta por tu plan Empresa en www.ibim.cl/